Muerte en Estambul, Petros Márkaris

24 09 2018

Petros Márkaris ha cultivado el género de la novela policial en su literatura, al mismo tiempo que escribe guiones para cine y televisión.

En Muerte en Estambul, (Tusquets Editores, 2012), Márkaris desarrolla la clásica trama de un policía (el comisario griego Kostas Jaritos, su personaje principal en una serie de novelas que le ha dado fama a ambos), que tiene que seguir la pista de una asesina en edad muy madura y que está decidida a saldar viejas cuentas con personas que la marcaron desde la infancia.

Kostas debe desarrollar su investigación en un país ajeno, Turquía, con el que Grecia vive en permanente conflicto y, además, tiene que lidiar con un drama familiar que le pone los pelos de punta de cuando en cuando. Todo mientras va describiendo los perfiles de algunos personajes secundarios con maestría y paisajes urbanos que escapan al relato de postal.

Este libro es un ejemplo de que la novela policial y sus grandes personajes tienen combustible de sobra. Márkaris nos deja con el interés de leer las otras novelas de la saga y tal vez, conocer un poco más de esta relación Grecia-Turquía.

Anuncios




Generación Cochebomba, Martín Roldán Ruiz

17 06 2018

No he leído mucha literatura de ficción relacionada a la etapa del terrorismo que sufrió el país en los ’80 y ’90, mi bagaje es más bien de libros basados en investigación periodística o sociológica, así que cuando llegó a mis manos este libro fue difícil dejarlo esperando en el librero.

Generación Cochebomba (Seix Barral, 2017), te transporta a los barrios de la clase media limeña golpeada por la crisis económica y a la cultura subterránea que asumieron muchos jóvenes de ese entonces como una válvula de escape a su frustración y la ruptura de sus sueños.

Alternándose con las letras de los grupos subtes de aquella época, transcurre la historia de Adrián R y sus amigos, entre conciertos, palizas y referencias a hechos políticos y sociales del momento. Tenemos también escenas de personajes anónimos que planean y ejecutan actos terroristas y que sin saberlo terminan enlazados con Adrián y su entorno familiar y sentimental.

Roldán Ruiz sabe mantener el interés en su narración y el detalle en la descripción de muchos sucesos de esos años. De alguna manera tengo un recuerdo vago de él asistiendo a los conciertos en el desaparecido El Averno, de la calle Quilca. Generación Cochebomba destaca entre otros libros que abordan la misma temática, es una obra oscura por momentos y con leves destellos de esperanza en sus páginas.








A %d blogueros les gusta esto: