Dirección Única, Walter Benjamin

14 02 2018

Este es otro “libro de viajes”: Dirección Única (1928) de Walter Bejamin. Es una colección de textos que se inspiran en los símbolos que encuentras en la ciudad en tu vida cotidiana. Me imagino a Benjamin caminando por una calle donde lee un cartel que dice “Calle cerrada por obras”, y comienza a elaborar una serie de pensamientos sobre la vida del común de los mortales, o las relaciones laborales entre los obreros y los dueños de la empresa.

Es un libro corto que al inicio despierta cierta confusión porque no es el clásico relato de viaje. Es un viaje interior en realidad. Un paseo por las sensaciones que te despiertan las calles, el ritmo de la urbe, los rostros de la gente a su paso en dirección al trabajo o el hogar.

Benjamin te atrapa con esta serie de relatos atípicos, que me imagino fueron muy innovadores en su momento, pues son difíciles de clasificar en un género literario. Lástima que el autor nos dejó tan joven, víctima de la locura de la guerra, seguramente su final pudo ser parte de otro relato duro y fascinante como lo es este libro.

Anuncios







A %d blogueros les gusta esto: